Your HTML Code

Flag Counter

domingo, 14 de septiembre de 2014

CAN LAYONER 11/09/2014



                                                              

MI COMENTARIO
Esta fué una visita muy especial a un lugar lleno de contenido de valor histórico del inmobiliario dentro de la estancia que visitamos.Por desgracia se encuentra ya en una situación sumamente bastante deplorable destrozos realizados por el bandalismo de las personas.Acompañado por Gustavo Rodriguez del grupo Urban Explorers y Toni Gomez realizamos un barrido fotográfico por toda la estancia sin dejarnos ni un rincón por fotografiar.Tengo que destacar que referente a fenómenos paranormales yo personalmente y mis compañeros de investigación no tubimos ninguna sensación y sugestión alguna.Buscando la poca informarción por internet que hay del castillo no hay mención alguna de haber sucedido nada tragico ni muertes suicidios alguna en él.
No realizamos ninguna grabación TCI, el ambiente exterior era bastante ruidoso debido por algunas personas que estaban melodeando cerca del enclave y eso nos podria confundir mucho a la hora de analizar dichos audios de grabación en el programa.
Nada más que destacar sobre esta visita al castillo,os dejo con esta selección de fotografias realizadas por mi y mis compañeros de investigación.

HISTORIA 
La antigua masía de Can Rafart fue transformada a principios del siglo XX en una gran casa residencial que imita un castillo medieval. Torres almenadas, matacanes, ajimeces, escudos heráldicos, todo ello recuerda de forma idealizada los palacios fortificados de la Edad Media. Adosada a la casa hay una capilla, también de estilo neomedieva  Manuel Jaumar y de Bofarull era capitán y abogado de la auditoría militar que provenía de una estirpe catalana y fue diputado en los años 1940 su hermano Francisco fue alcalde de Barcelona, ​​1935.

 28/12/08                                                
Un jeque árabe compra el castillo de Can Jaumà para convertirlo en una sala de fiestas de lujo.
Un jeque árabe procedente de Dubai ha adquirido el Castillo de Can Jaumà con el fin de convertirlo en una sala de fiestas de lujo. Parece ser que la operación se ha cerrado en pocas horas en una comida en el Hostal de la Plaza entre el responsable de las finanzas del jeque y el representante legal de los propietarios del castillo. De los pocos detalles que han trascendido del pacto, debemos destacar el compromiso tomado por el jeque - y plasmado en una cláusula del contrato - de respetar la comunidad de gansos que habitan en el castillo. En este sentido, se habilitará un palacete con elementos arquitectónicos arábigos que servirá de estancia para los gansos.Por otra parte, el Ayuntamiento, que es uno de los propietarios del Castillo, ha introducido una disposición que obligará a contratar todos los caterings que ofrecerá la futura sala de fiestas a través de la Asociación de Hosteleros de Cabrils con el objetivo de favorecer el empleo local. Del mismo modo, el jeque dará una generosa subvención a la Concejalía de Fiestas a cambio de acoger un mínimo de actuaciones del taller de danza del vientre que organiza el Centro Cívico La Fábrica.
Próximamente, se iniciarán las obras de remodelación del Castillo con la previsión de terminarlas a finales del 2011.

                                                       
  
 
      

 

3 comentarios:

  1. Hola precioso reportaje de un sitio con tanta belleza e historia. En su momento de bonanza tenia que ser espectacular... puesto que ahora o almenos tal como se aprecia en el reportaje sigue siendo un lugar con enorme encanto y belleza. Se sabe como es el estado actual y si sigue siendo visitable?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pués no sabria responderte a tu pregunta.Hace ya un par de años de nuestra visita.Posiblemente esté mas destrozado por el vandalismo.

      Eliminar
    2. Muy buenas. Yo fui justo ayer mismo, y la verdad es una lastima comparar estas fotos con el estado actual. Esta mucho mas ruinoso. Por ejemplo, en la entrada, se puede apreciar un banco con dos leones, pues ese banco ya no existe, y uno de los leones, esta roto, pero afortunadamente, lo pudimos recolocar en su lugar original. Del piano y del billar, apenas quedan restos de lo que fueron, están completamente consumidos por el vandalismo y el tiempo. Todo esta lleno de cristales de botellas rotas por el suelo, con cada paso se puede escuchar el crujir de los cristales. Muchos de los muebles que aparecen en las fotos, están echos añicos y por ejemplo, el escudo de armas que aparece encima de la chimenea de la primera planta ya no esta. En resumen para no alargarme más, esta todo en un estado aun más lamentable seguramente, por vandalismo. La gran mayoría de la gente, al visitar lugares así, no tiene respeto por nada y se limitan a destrozar algo por el simple echo de hacerse el gracioso. Es un lugar precioso, pero peligroso ya que partes del suelo han sucumbido por su peso. Un saludo, espero haberte ayudado.

      Eliminar